banner

6 remedios para sobrellevar el estómago revuelto en el embarazo

Tiempo de lectura: 3'

Durante las primeras semanas de embarazo se dan una serie de molestias poco conocidas. Es evidente que las náuseas, mareos y vómitos forman parte de los primeros síntomas de la gestación. 

No obstante, algunas madres han señalado el estómago revuelto (indigestiones) como un síntoma asociado durante el embarazo; al menos en el primer trimestre.

En esta entrada hablaremos del estómago revuelto y su conexión con el embarazo.

¿Cuándo estás embarazada se te revuelve el estómago?

Durante el embarazo es posible que sientas que todo lo que comes no sienta bien en el estómago. Esto se debe a los cambios hormonales que estás experimentando. De hecho, esta sensación de “revoltijo” puede potenciar las náuseas y vómitos de las primeras semanas de embarazo.

Algunas madres han dicho que, en la última etapa del embarazo también han sentido molestias estomacales, esto puede estar relacionado al tamaño del útero, el cual es más pequeño y rentaliza las digestiones.

¿Qué es bueno para el estómago revuelto en el embarazo?

El estómago revuelto es un síntoma temporal, así que no te preocupes. Ahora bien, si deseas paliar esta molestia puedes tomar algunas precauciones. Presta atención:

Come algo

Parece contradictorio, pero si comes algo antes de levantarte de la cama tu estómago estará más dispuesto a asimilar otros alimentos.

Mujer comiendo

En cambio, si te levantas con el estómago vacío estarás más predispuesta a sentir náuseas y malestar estomacal.

Evita la grasa

Los alimentos muy grasos pueden afectar el sistema digestivo, aumentando los episodios de “revoltijo” estomacal.

Mujer evita la grasa

Lo mejor es inclinarse por comidas sanas preparadas al horno. Del mismo modo, inclínate por alimentos que no sean muy dulces o muy ácidos.

Divide las porciones de comida

Sirviendo porciones pequeñas de comida

Otra buena sugerencia que mencionan muchas madres es dividir los platos de comida en porciones más pequeñas. De este modo, es mucho más sencillo para el estómago digerir los alimentos. 

Infusiones

Las infusiones con extractos naturales pueden contribuir a mejorar las digestiones. Una de ellas es el jengibre y la menta, esta última incluso, ayuda a mejorar el apetito.

Tomando una infusión

Puedes tomar estas infusiones dos o tres veces al día, quizás después de comer.

Evita olores muy fuertes

No oler

El olfato es uno de los sentidos que inciden en el estómago. Y es que “saboreamos” los alimentos mediante este sentido. Por ese motivo, debes evitar olores muy fuertes.

Ve a la cama 2 horas después de comer

Tomar la siesta tan pronto como almuerzas es una mala idea. Sentirás una sensación de llenura y revoltijo. En cambio, si esperas al menos 2 horas, podrás descansar tranquilamente y levantarte con energías.

Mujer en la cama

Por cierto, los expertos señalan que las siestas solo deben durar entre 15 a 20 minutos, y que la idea es descansar un rato, no dormirnos profundamente.

¿Qué comer cuando tienes el estómago revuelto?

Si sientes hinchazón, acidez, dolor estomacal, flatulencias, y otros síntomas molestos, debes prestar atención a lo que comes.

  • Consume alimentos de fácil digestión como la clara del huevo, pan tostado, entre otros.
  • Evita los lácteos muy grasos, lo que incluye quesos o natillas.
  • Consume frutas maduras y no ácidas como el plátano. La manzana y la pera la puedes consumir pero asadas.
  • Evita los cereales integrales.

El malestar de estómago dura poco tiempo. Así pues, si deseas aliviarte la nauseas evita alimentos que causen gases. Establece un buen horario para tus comidas. ¡Disfruta de tu embarazo!

Photo Portada by AntonioGuillem on Istockphoto

Photo by Drazen Zigic on Istockphoto

Photo by Drazen Farknot_Architect on Istockphoto

Photo by andrei_r on Istockphoto

Photo by fotostorm on Istockphoto

Photo by Georgii Boronin on Istockphoto

Photo by Charday Penn on Istockphoto

Aquí tu marca

¿Te gustaría patrocinar un post?

Escríbeme a info@madrescabreadas.com.



Fabiana de Nucete

Soy Fabiana de Nucete. Amo las letras y escribir es mi pasión. Aunque no soy madre, tengo el don maternal. ¡Soy la tía consentidora que aman los niños!

Suscríbete: regalo e-book