banner

Huerto urbano en familia: crea tu propio huerto para niños

Tiempo de lectura: 3'

Cultivar un huerto para niños, en un entorno urbano nos va a permitir sembrar y cosechar en familia muchas cosas además de frutas y hortalizas, entre ellas, el sentido de la vida y la responsabilidad, la importancia del cuidado y de la construcción armónica del día a día.

Nos brinda comprensión de lo que nos rodea y de cómo contribuimos con lo que hacemos al sostenimiento de la existencia. Un huerto nos hace a todos, niños y grandes, del mismo tamaño frente a la tarea de mantener y velar por el crecimiento y el milagro de las plantas.

Podemos aprovechar para alejarnos de las pantallas y conectar más con la naturaleza y con nosotros mismos. Os dejamos también esta sugerencia de libro de 150 actividades para hacer sin pantallas.

Beneficios de cuidar un huerto urbano para los niños

El huerto para niños de preescolar nos acerca a la tierra, pasamos más tiempo con nuestros hijos mientras todos aprendemos cosas nuevas. Se potencia la agricultura local con la ventaja de que se accede a alimentos orgánicos no contaminados. Los niños asumen responsabilidades, adquieren confianza, y comprenden la importancia de cuidar el entorno y hacerlo sostenible.

Cómo crear un huerto urbano para niños

Lo primero es la elección del lugar donde poner las jardineras o mesas de cultivo, pues necesitan recibir sol buena parte del día. No olvidemos los agujeros para el drenaje. Añadimos a las jardineras el sustrato, que se puede adquirir en tiendas especializadas, pero te recomendamos el de compost, que podemos hacer en familia a partir de los residuos orgánicos que generamos en casa.

Lo importante es que el sustrato sea esponjoso, aireado y retenga bien el agua. Luego alisamos su superficie con ayuda de un pequeño rastrillo y listo, está preparado para recibir las plántulas o semillas. Y, una vez hecha la siembra, debemos regar con abundancia.

brotes-en-huerto-urbano

A estas alturas te estarás preguntando…

Qué puedes plantar en tu huerto urbano

Podemos sembrar de todo, pero sabiendo que las especies responden al tiempo, al clima y a la altitud, por ello es importante construir un calendario de siembra. Para cumplir con los objetivos escolares de orden y sistematización, enumeremos la rotación de los cultivos:

Siembra 1

Berenjenas, pimientos y tomates. Estos precisan mucho sol, tierra removida y aireada y deben ser sembrados entre enero y marzo.

Siembra 2 del huerto urbano para niños

Ajos, cebollas y puerros; y apio, perejil y zanahoria. Se pueden sembrar durante todo el año y resisten bien el frío

Siembra 3 del huerto urbano para niños

Lechugas y escarolas. Necesitan mucho sol y se adaptan a cualquier época del año. En 50 días, habrá lechuga en las ensaladas familiares. Calabazas, calabacines, melones, sandías han de sembrarse entre marzo y abril y esperar seis meses para obtener la primera carga. Finalmente, acelgas y espinacas, van bien durante todo el año, menos en invierno.

calabazas-en-canteros

Siembra 4 del huerto urbano para niños

Brócoli, coles y coliflores, rábanos, se siembran en cualquier época del año, pero prefieren las temperaturas templadas del otoño o final del invierno; las habas, judías y guisantes a finales de otoño y en climas muy fríos a finales de primavera.

El huerto para niños es una experiencia de conocimiento integral, capaz de brindar muchas satisfacciones. Entre ellas la de ver cómo brota la vida y llevar el fruto de nuestro trabajo divertido directo a la mesa en forma de alimentos frescos y sanos.

Si te ha gustado comparte para ayudar a más familias y suscríbete para no perderte nada!

Photo de portada by Paige Cody on Unsplash

Photo by Jametlene Reskp on Unsplash

Photo by Clarissa Watson on Unsplash

Aquí tu marca

¿Te gustaría patrocinar un post?

Escríbeme a info@madrescabreadas.com.



Ana Núñez

Soy Ana Núñez, mamá Venezolana de dos varones, uno de ellos adolescente, por los que me he convertido en experta en APLV y alimentación saludable.

Suscríbete: regalo e-book