banner

Cómo elegir un abogado de familia

Tiempo de lectura: 3'

Un abogado de familia es un experto del Derecho con un perfil muy particular. Los conflictos familiares incluyen no solo problemáticas legales o el patrimonio, sino también el factor emocional. De esta forma, los clientes necesitan un asesoramiento que trascienda los formalismos legales y una persona objetiva en la cual confiar.

La especialización de un abogado de familia

El letrado más adecuado para acompañarte en un proceso tan personal y doloroso es el abogado especializado en Derecho de Familia. La formación específica en este campo dispone de las herramientas jurídicas idóneas para conseguir sentencias favorables en los juzgados. 

Cuando eliges un abogado especializado en Derecho de Familia te aseguras que tenga el dominio de las leyes y jurisprudencia. Divorcios, nulidad de matrimonios, herencias, custodias, pensiones, son tal solo algunos de los casos que a diario atienden estos profesionales con total dedicación.

Pregunta gratis a un abogado de familia

La empatía es clave en un abogado de familia

Si atraviesas un conflicto familiar necesitas un asesor que se coloque en tu lugar para comprender lo que sientes. Un abogado empático tiene la capacidad de interpretar tus intereses y defenderlos como si fuesen propios. Es fundamental una actitud abierta y paciente para que te sientas cómodo y puedas brindar todos los detalles más íntimos con total confianza.

La empatía se traduce en una comunicación fluida, clara y transparente. Además, como seguramente ya has descubierto, cada situación afecta a todo el entorno. El abogado de familia debe tener un trato especial y contenedor con todos los involucrados. En especial, demostrar sensibilidad con los niños, cuando se encuentran en medio de un conflicto.

Habilidades comunicativas en un abogado de familia

El saber popular indica que los profesionales del Derecho son grandes comunicadores. En el caso de un abogado de familia es una característica fundamental. Necesitas un abogado que sea transparente y realista en la comunicación. Es decir, que te presente con claridad las posibilidades de éxitos y riesgos.

Ante la otra parte o en tribunales, estas habilidades comunicacionales se traducen en el poder de negociación. Un abogado de familia hábil es capaz de conseguir los mejores acuerdos aún antes de llegar a un juicio. Es decir, mediante una buena negociación con la otra parte, lo que es clave para ahorrar dinero, tiempo y malos momentos.

familia con dos niños sobre alfombra

Los honorarios del abogado de familia

Con seguridad tienes un presupuesto que puedas asignar a tu abogado de familia. El coste no debería ser un determinante, pero sí un factor a considerar antes de elegir al profesional. Lo más frecuente es que los profesionales del Derecho tengan un rango de coste dentro del cual oscilan. Sin embargo, consulta de manera directa para alcanzar un acuerdo viable.

Existen diferentes tipos de honorarios que se ajustan a cada cliente y a la complejidad del caso. Un abogado experto, especializado y de confianza te ofrecerá garantías reales y un plan de pago a tu medida. Los conflictos de familias no son fáciles, demandan tiempo y trámites, pero la solución siempre es posible.

Compara ofertas, realiza una primera consulta con algunos y elige el abogado de familia que consideres más idóneo para tu caso en este momento.

Pregunta gratis a un abogado de familia

Tal vez te interese este post sobre tu derecho a elegir el pediatra de tus hijos

Si te ha sido de ayuda, comparte para ayudar a otras familias, y suscribete al blog para no perderte nada!

Aquí tu marca

¿Te gustaría patrocinar un post?

Escríbeme a info@madrescabreadas.com.