Mejor hazlo tu mismo

Una de las cosas que estamos descubriendo últimamente es que somos capaces de ser más autosuficientes de lo que pensábamos. El “quédate en casa” nos ha llevado a salir poco, a comprar lo imprescindible y a tomarle el gusto a fabricar nuestro propio pan, cortarnos nosotros mismos el pelo, aplicarnos el tinte y a confeccionar nuestras propias mascarillas infantiles, en este caso debido también a la escasez que hemos sufrido y a que las que venden suelen ser demasiado grandes para los niños y algo antiestéticas, por lo que los más artistas han tirado de retales de casa y han dado rienda suelta a creaciones como ésta de estilo étnico de @beadelajungla

pintura-barriga-embarazada-jirafas

Quizá por ello está aumentado la compra de todo tipo de artilugios DIY porque si un kit de serigrafía para camisetas o de impresión de mascarillas te puede permitir fabricar tú mismo para toda la familia tal vez merezca la pena ponerse manos a la obra y lograr un resultado totalmente personalizado.

Los manitas juegan con ventaja en estos tiempos! Por eso creo que nos estamos volviendo todos un poco “makers” y autosuficientes, como si nos hiciese sentir más seguros el no depender de nadie para nuestra subsistencia volviendo un poco al ser del hombre primitivo, (cómo sigamos así sólo nos va a faltar hacer fuego y salir a cazar).

mecedora de bebé de madera hecha a mano

Mi admiración por @jmgj79, quien en la soledad de su confinamiento no ha perdido el tiempo, sino que ha pensado en su sobrina, a la que echaba tanto de menos, que le ha fabricado este balancín de madera tan especial a juego con el dormitorio que ya le diseñó y montó, que es la envidia de toda mamá reciente.

dormitorio recién nacido dosel

Además, es que eso de construir cosas necesarias con nuestras propias manos, así como dar rienda suelta a nuestra creatividad mediante el dibujo o la pintura, como han hecho en casa de @lapetitenature mientras esperan a su pequeño con ilusión, parece ser muy satisfactorio y beneficioso para nuestra salud!

pintura-barriga-embarazada-jirafas

Beneficios del “Hazlo tú mismo” o DIY

  • Mejora nuestra autoestima al sentirnos útiles por haber sido capaces de crear algo por nosotros mismos con nuestro esfuerzo, y ver el resultado que, si bien al principio quizá no sea perfecto, nos dará la oportunidad de mejorar y superarnos a nosotros mismos. Y si lo ragalamos a alguien que lo necesita o a quien queremos nos hará sentir el doble de bien.

  • Disminuye nuestro estrés: Fijaos, además de hacer algo útil o bonito el DIY es un antídoto eficaz contra el estrés ya que nos obliga a concentrarnos en el aquí y el ahora, con paciencia y dedicación casi exclusiva porque requiere de toda nuestra atención ayudándonos a abstraernos de preocupaciones que, no es que vayan a desaparecer, pero sí que cuando volvamos a poner el foco en ellas quizá las veamos con más calma y podamos afrontarlas mejor.

  • Potencia nuestra imaginación y nuestra memoria porque necesitamos cierta planificación, un diseño, búsqueda de materiales adecuados

  • Impulsa el aprendizaje de los niños porque contribuye en el desarrollo de la psicomotricidad fina, la habilidad manual, su capacidad de organización y planificación y su paciencia para esperar el resultado a medio o largo plazo.

Seguro que no te habías parado a pensar la cantidad de cosas positivas que tiene hacer nuestras propias cosas. Y seguro que últimamente tú también has fabricado algo con tus manos!

Cuéntame, qué has hecho?