Chalecos y tirantes con Zippy. ¡Nos vamos de boda!

Siempre recuerdo estas fechas de Semana Santa como la época en que los niños estrenan la ropa de primavera.

Recuerdo a mi madre haciendo la maleta con nuestras mejores galas para irnos al pueblo a disfrutar de las procesiones.

Son días de paseos en familia y amigos, de disfrutar de la calle, de juegos…

Pero seguro que estás pensando que para llevar a los niños como un pincel hace falta hacer un gran desembolso económico, y más si sois familia numerosa como nosotros.

La ropa más elegante de Zippy

Pues déjame decirte que te equivocas, porque Zippy ha sacado una edición de looks para ocasiones especiales que, además de ser muy chula, tiene ese toque Zippy de práctica y cómoda. Y está genial de precio, mira si no en su web y me cuentas.

Hoy 20 de marzo tienes un descuento del 20% en toda la tienda

Para niñas vestidos, faldas y blusas, zapatos…

Para niños bermudas, pantalones chinos, camisas, chalecos, pantalones con tirantes…

Además, si te gusta llevar a los hermanos coordinados, tienes conjuntos en la misma tonalidad para que vayan ideales.

Nos vamos de boda

Nosotros hemos ido de boda, y los niños han lucido así de guapos con ropa de esta edición especial sin suponernos un descabale del presupuesto mensual.

Ya usaron los chalecos de lana trenzados de Zippy este invierno, y es una prenda que yo no había usado anteriormente, hemos repetido con los de algodón para primavera porque les da libertad de movimiento, les abriga el cuerpo, sin encorsetarlos y les da un toque más elegante que si van sólo con la camisa.

Estos chalecos de algodón me parecen muy combinables y les puedes sacar bastante partido.

Los pantalones los eligió mi marido por originales, ya que no nos gusta que vayan muy “clasicorros”, y me paració una idea divertida estos tirantes retro a lo Oliver Twist.

Ellos van encantados con sus tirantes jugando a que son señores importantes. Menuda pareja!

Os puedo asegurar que la camisa blanca, que fuera impoluta en un principio, es testigo de ello, que se revolcaron por el césped, corrieron, treparon por los árboles, jugaron al fútbol… sin que la ropa les estorbase para nada.

Que sí, que sí, que también hicieron la croqueta para sorpresa de los invitados, y además, consiguieron que el resto de niños acabaran haciéndola también.

Esto es importante porque los niños, además de ir guapos para una ocasión especial, es fundamental que tengan libertad de movimientos que les permita disfrutar, y no estar sufriendo por si se estropea la ropa, les aprieta, o por si se manchan.

Imagina cómo acabaron mis fieras después de pasar por semejante mesa dulce.

Además, es ropa que no sólo usaré para la boda, ya que les sirve para ponérsela después, porque depende cómo se la combine puede quedar más o menos informal.

Fue un día estupendo donde disfrutamos de la familia y nos divertimos mucho. Un día de esos que mis hijos no olvidarán fácilmente.

Si te ha gustado, compártelo. No te cuesta nada, y a mí me harás feliz :)