Confesiones a dos días de la Primera Comunión.

image

Estamos en “Capilla”, como se suele decir. En unos días toma su Primera Comunión Princesita, y yo ya he empezado a emocionarme con cualquier cosa.

Entonces ella me mira de reojo y me dice:

-“mamá, estás llorando otra vez?”

-“Es lo que tiene ser de lágrima fácil, hija”

Además, es que la veo tan contenta e ilusionada, tan inocente y tan dispuesta a recibir a Jesús, que no puedo evitarlo.

¡Qué bonita es esta edad, en la que aún el corazón de los niños es puro!

Nos espera a todos un día de reencuentro, y no sólo con Dios, que con las prisas diarias más de uno lo tenemos un poco dejado, sino con la familia a la que hace tiempo que no vemos, y también reencuentro entre nosotros como familia, porque estas cosas unen mucho.

Pero el reencuentro más importante que mi niña y yo estamos viviendo estos días se ha producido entre nosotras. Hemos vuelto a ser cómplices, a los abrazos espontáneos a, de repente: “mamá, eres la mejor”, a comunicarnos y a abrirnos más.

Nos hace especial ilusión a las dos que el vestido sea el mismo que yo llevé. Y es que le está clavado, y además de se una joya, para mí tiene un valor sentimental muy grande porque me lo regaló mi abuela, que esta vez nos acompañará desde el cielo.

También llevará mis pendientes y medallita, así que, cuando la mire no podré evitar evocar innumerables recuerdos de lo que fue uno de los mejores días de mi vida.

Otra de las cosas buenas que están pasando estos días previos a la Comunión, son las numerosas muestras de cariño de la familia y los amigos que estamos recibiendo. Cuando ves que todos se vuelcan y te das cuenta de que aprecian a tu familia sientes que merece la pena todo el esfuerzo que has puesto en los preparativos durante estos meses atrás .

Ahora la suerte está echada. Salvo alguna chuche que queda por preparar, todo lo importante está listo. Sólo espero tener la disposición y tranquilidad suficiente ese día para acompañar a mi niña en su momento de encuentro con Jesús, y que que nos contagie a todos con su alegría e ilusión.

Felicidades, mi niña!

¿Estás preparando la Comunión?

Únete al grupo de Facebook Organizando la Comunión aquí.