Nenuco también con los bebés. Juguetes y accesorios con mimo.

Cuando era niña yo no solía jugar mucho con muñecos, pero mi abuela nos regaló a mi hermana y a mí un Nenuco porque a ella le encantaban los muñecos que parecían bebés de verdad, y no os imagináis la de horas que jugamos con él.

Hay juguetes que se han convertido en un clásico de nuestra infancia… y la de nuestros hijos. Ahora es la abuela de mi Princesita la que le regala los Nenuco, incluso se llegó a juntar con tres una Navidad, y no tuvo más remedio que meterlos en el carrito apretujados y jugar a que tenía trillizos.

image

NACE NENUCO BABY

Ahora la firma de juguetes Famosa ha dado un paso más y ha querido también cuidar de los bebés sacando una gama de productos específicos para ellos llamada Nenuco Baby.

Podemos encontrar sonajeros, mordedores, ositos, juguetes para el baño… Podéis echar un vistazo a todos los productos en el catálogo.

image

Y lo ha hecho con mimo, estudiando los detalles para estimular la hablidad manual de los bebés, la motricidad fina, la coordinación, y la estimulación sensorial. Todo para ayudar al desarrollo de nuestros cachorros.

**“MUNDONUCO”, UN MUNDO DE TERNURA: **

Pero siempre pensando en la diversión y entretenimiento de los peques, y creando su propio mundo llamado “MundoNuco”, con unos personajes que transmiten ternura y alegría. Os presento a Nuco, el osito, Persa, el gatito, Tuga la tortuga, Yema el pollito, y Nukka el hamster.

image

TECNOLOGÍA TAMBIÉN PARA LOS BEBÉS

Lo que más me ha llamado la atención de los productos Nenuco Baby es el visualizador de fotos de windows que lleva el móvil para la cuna con control remoto, porque me encanta la mezcla de tecnología con los juguetes para bebés. Ya os explicaba en otro post sobre nativos tecnológicos cómo los bebés hacen maravillar con los aparatejos mientras a nosotros nos cuesta bastante más.

image

UN REGALITO PARA DECORAR

Si queréis dar un toque muy cuco a la habitación del bebé, podéis descargar unos dibujos imprimibles para colorear muy cucos aquí

¿A que mola?

Ya me contaréis cómo os ha quedado la habitación.