Cinco claves para la elección del cochecito para tu bebé

La elección del primer carrito que usará nuestro bebé es siempre una decisión meditada, ya que su objetivo es que nos dure durante todas sus etapas de crecimiento, incluso para sus futuros hermanitos.

Es increíble cómo cambian nuestros cachorros en cuestión de meses, y también sus necesidades. En un corto periodo de tiempo pasarán de ir tumbados a sentarse, y no por ello tendremos que cambiar de carrito.

Por eso merece la pena meditar mucho la elección, ya que debemos asegurarnos de que cumplirá su función y se adaptará a los cambios que se avecinan, siendo siempre idóneo para nuestro peque y buscando su comodidad.

¿Qué requisitos debería cumplir un carrito para asegurarnos de que nos va a servir en las diferentes etapas, y de que merece la pena hacer la inversión económica que supone su compra en él y no en otro?

En la feria de Bebés y Mamás 2014 observé a varias parejas que esperaban un bebé recorriendo stands y volviéndose locas probando unos y otros. Yo os voy a dar las claves, algunos consejos y mi recomendación final para echaros una mano en vuestra elección.

1-Fácil manejo

Fíjate que tenga ruedas grandes y giratorias. Saca el carrito del expositor y pruébalo. Tienes que notar que maniobras con él con suavidad, pero al mismo tiempo debes poder dejar las ruedas fijas también.

Lo ideal es que lleve sistema de suspensión trasera que se adapte al peso del bebé, así os ahorraréis dolores de muñecas cuando tengáis que subir y bajar bordillos que una no se da cuenta de que existen hasta que sale a pasear por primera vez con su bebé.

2-Seguridad

Debe de ser fácil de poner y quitar el freno porque lo vais a usar continuamente por la calle. Os aconsejo que lo pongáis cada vez que esperéis para cruzar un semáforo, haya o no pendiente. Por seguridad.

Fijaos en la estabilidad, os recomiendo que lo traqueteéis un poco hacia los lados para comprobar que no se vence hacia los lados.

3-Comodidad para el bebé

Esto debería ser lo que más nos importe a la hora de tomar nuestra decisión.

Que el capazo sea reclinable a mí me parece fundamental desde que mi pequeño padeció de reflujo, ya que no se debe tumbar a los bebés totalmente rectos por riesgo de ahogamiento.

Si el capazo tiene ventilación regulable por la base estarán más fresquitos en verano

En cuanto a la silla, cuando llegue el momento de usarla cuando ya se sienten a partir de los 6 meses, es recomendable que esté lo suficientemente acolchada y que sea amplia para que pueda dormir a gusto incluso cuando ya esté crecidito. Lo digo por experiencia.

Si tenéis la opción de poder poner la silla mirando hacia fuera o a quien lo empuje, a gusto del bebé, mucho mejor porque es muy interesante ya que no sabemos si el niño nos saldrá trotamundos, o querrá estar mirando a mamá o papá todo el rato mientras pasea.

4-Práctico

Que nos facilite la vida, ¿no? De eso se trata. Que su tejido exterior repela la suciedad y sea de fácil limpieza con un paño húmedo es fundamental.

En cuanto al interior, si es de algodón y fácilmente desenfundable para meterlo en la lavadora, mucho mejo.

5-Fácil plegado

Lo reconozco, soy una obsesiva del plegado, pero es que ya sufre nuestra espalda bastante durante el embarazo como para tener que estar dejándonos los riñones cada vez que tengamos que meter el carrito al coche. De verdad, que es casi lo que más me importa.

Fijaos que el capazo sea fácil de extraer y con movimientos suaves, y que el chasis se pliegue sin necesidad de agacharos, y con pocos pasos. Pero, sobre todo, probadlo sin pudor. Abrirlo y cerrarlo vosotros mismos en la tienda.

En la Feria de Mamás y Bebés 2014 tuve la ocasión de probar los cochecitos de Bebécar y asistir a una demostración para conocerlos a fondo.

Me mereció mucha confianza esta marca, sobre todo después de charlar con su presidente y ver la pasión con la que habla de los cochecitos como si fueran sus propias criaturas. Me gustó también que fuera una empresa familiar.

Cumplen los requisitos que os he expuesto anteriormente. Tengo que decir que pesan más que otros, lo que es debido a su sistema de amortiguación trasera, y todos los detalles que a continuación os voy a enumerar que buscan la seguridad y comodidad del bebé ante todo.

Yo estuve viendo y probando los Hip Hop Tech, de la Magic Collection, ** y lo que más me llamó la atención es su **tejido “Piqué Magic” anti manchas. Os prometo que le tiraron vino encima y salió con un trapo húmedo!! Yo lo vi!.

Otras características de los cochecitos de Bebécar Hip Hop Tech, de la Magic Collection son:

Chasis:

-Fácil de abrir y cerrar sin necesidad de agacharse

-Ruedas delanteras giratorias o fijas con un click.

-Sistema de suspensión trasera regulable en dos posiciones desde los 0 meses adaptándose al peso del bebé.

-Sistema “easy lock” de 4 puntos de apoyo que evitan oscilaciones y dos puntos de fijación que garantizan la facilidad de anclaje con un click.

Capazo:

-Fácilmente extraíble.

-Dos tejidos diferentes: exterior antimanchas e interior.

-Funda interior de algodón desenfundable,fácil lavado.

-Respaldo reclinable 4 posiciones

-Sistema de ventilación regulableen la base

Silla reversible:

-Hamaca homologada desde los 0 meses, posibilidad de horizontalidad total.

-Acolchada, extraíble y reversible (se puede colocar en el sentido de la marcha y a contra marcha).

-Brazo delantero extraíble.

-Amplitud

Pero os animo a que los contempléis como una opción a valorar antes de decidiros por el vuestro, y vayáis a probarlos porque, además de que su línea clásica es de dulce (yo soy muy clásica, ya lo sabéis), tienen mil diseños y colores para todos los gustos.

Tenéis los Hip Hop Tech en rosa, azul, arena y el innovador petróleo.

¿ Cuál te gusta más?